El escándalo de las empresas falsas publicadas en Google Maps

 

 

 

 

 

Recientemente publicamos en nuestro blog un artículo sobre los millones de fichas de empresa eliminadas de Google Maps. Esta ola de suspensiones fue una acción un tanto exagerada casi desesperada, desde nuestro punto de vista, por parte de Google. Y es que no fue más que una respuesta a un artículo de investigación llevado a cabo por parte del diario Wall Street Journal, sobre los negocios falsos publicados en Google Maps. 

Dicha investigación fue llevada a cabo por los reporteros del Wall Street Journal, Rob Copeland y Katherine Bindley. Rob Copland es el reportero encargado de cubrir noticias de Sillicon Valley y Google para este diario estadounidense. Es decir, es el encargado de investigar todo lo relacionado con Google y sacar sus trapos sucios a la luz. Katherine Bindley, es la encargada de cubrir e investigar lo relacionado con tecnología personal para el WSJ. 

 

Sospechas sobre los resultados de búsqueda local en Google

A nuestro amigo Rob Copeland le llegaron noticias desde diferentes fuentes de que algo extraño estaba ocurriendo en Google. Al realizar búsquedas locales genéricas como, por ejemplo, “fontaneros cerca de mí”, “electricistas cerca de mí”,  aparecían muchos resultados de búsqueda ubicados en áreas geográficas próximas a la ciudad desde donde se realizaba la búsqueda. Pero si se les prestaba atención a estos resultados, y se analizaban, la mayoría de ellos parecían ser falsos o engañosos

Y no es que las empresas que aparecían en estos resultados de búsqueda no existieran en realidad. Sino que, muchas veces, estas empresas no estaban ubicadas en esas zonas geográficas, a pesar de aparecer en los primeros resultados de búsqueda local de Google.

 

El enemigo en casa: fichas de empresa falsas en Mountain View

Al ser Mountain View su zona de trabajo habitual, el propio reportero decidió experimentar y realizar estas búsquedas por sí mismo. Una de las búsquedas que realizó para sus pruebas fue “abogado de accidentes de coche”. Se generaron 12 resultados de búsqueda “locales” en Google, ubicados en Mountain View. Rob Copland decidió entonces visitar a cada uno de estos negocios, para confirmar si los datos que aparecían en los resultados de búsqueda eran correctos, actuales y, sobre todo, reales. 

 

Millones de negocios falsos en Google Maps

Muchos de estos resultados mostraban ubicaciones falsas en Google Maps. Rob, un intrépido reportero, decidió acercarse a estas direcciones y tratar así de dar con las empresas mostradas, para confirmar los datos mostrados en Google. Obviamente nadie sabía de lo que estaba hablando al preguntar por abogados de accidentes de coche ubicados en esas direcciones. Algunas de ellas eran en realidad, direcciones de tiendas locales. Otras incluso eran casas privadas en zonas residenciales en números de calle que ni siquiera existían. En su curiosidad periodística, Rob incluso se daba una vuelta por la zona, pensando que quizás estaba confundido y que las oficinas de los abogados estarían realmente ubicadas allí, en un patio trasero, en un callejón de difícil acceso. Pero en la mayoría de casos no era así.

El primer negocio relacionado con su búsqueda que pudo localizar, fue solo tras su décimo primer intento. Y es que, al parecer, solo 1 de cada 12 negocios para el resultado de búsqueda “abogados accidentes de coche”, en  Mountain View, existían realmente con los datos que los resultados de búsqueda de Google mostraban. 

 

¿Confiamos los usuarios ciegamente en Google?

En las propias palabras de Rob Copeland, el hecho de que haya tantos perfiles de negocios falsos en Google Maps es muy importante. Sobre todo porque como usuarios de internet, confiamos plenamente en esta plataforma para buscar negocios que necesitamos, sitios que queremos visitar, para solicitar indicaciones de cómo llegar, para consultar restaurantes a los que queremos ir a comer, etc.

Google Maps es la mayor digitalización hecha hasta la fecha del mundo real donde nos movemos. Por lo tanto,  hecho de que nos encontremos con estos negocios engañosos daña la reputación de Google como plataforma de confianza. 

 

Google ofrece herramientas que facilitan estas acciones

Las estimaciones de los expertos es que existen alrededor de once millones de negocios falsos, o engañosos, en Google Maps. Muchos de los cuales se aprovechan de esta herramienta para hacer una competencia desleal frente a negocios que ofrecen servicios similares. Otros pueden directamente intentar llegar a estafar y poner en peligro al consumidor final y esto si supondría un problema grave. 

No podemos negar que, en ocasiones y para según qué tipo de servicios, el mostrar datos no reales en Google pueda ser delicado. Pero también entendemos que estas empresas  solo se aprovechan de las herramientas que Google ofrece, sacándole el máximo provecho posible. Aunque esto suponga posibles violaciones de las políticas de contenido de la plataforma. Plataforma gratuita, por cierto, al igual que Google My Business, y que además depende de las colaboraciones de los usuarios (no olvidemos la importancia del programa Local Guides). Google se ahorra sueldos de empleados que actualicen la base de datos de Google Maps, corriendo el riesgo de que algunos usuarios reporten información falsa como verdadera, o verdadera como falsa. Un arma de doble filo. 

 

Cómo sacarle provecho a Google hasta las últimas consecuencias

Junto a Rob Copland trabajó en esta investigación Katherine Bindley, también reportera del Wall Street Journal. Ella recalca que llamar “negocios falsos” a la mayoría de estos resultados de búsqueda, o fichas de empresa mostradas en Google, no es del todo correcto. No se trata de negocios que en realidad no existan, sino de empresas que se aprovechan de Google Maps. Publicando su información y servicios en zonas geográficas que les interesan, a pesar de no tener una presencia física real allí. Empresas interesadas en salir en los resultados de búsqueda más relevantes para palabras clave que les puedan dar más visibilidad en ciudades o zonas donde puedan ofrecer servicios, o bien a donde poco a poco puedan llegar a expandirse. Para ellos esta es una estrategia más para obtener leads y ganar nuevos clientes. 

El problema que nos plantean desde el WSJ  no es el de tener a una empresa de fontanería que tenga que venir desde una ciudad vecina a arreglar una avería. El problema radica en que, por ejemplo, si tu hijo se enferma y buscas un hospital o una clínica de pediatría a la que llevarlo. Si la información que consultas en Google Maps no es real, esto podría ocasionar un problema bastante grave.

 

Confirmar fuentes de información de empresas, antes de visitarlas

En estos casos, si buscas por ejemplo “emergencias pediatría”  la información que aparece en Google podría no mostrar a un pediatra profesional, sino a algún médico ambulante que no pueda examinar al paciente, si no solo recetar algunos medicamentos… 

Nos parece un caso realmente  extremo, que podría ser real, pero que es bastante extraño que pudiera darse, al menos en el mercado español (o eso esperamos). Además, confiar plenamente en la información que se nos muestra en los resultados de búsqueda, sin visitar la página web de la empresa, sin hacer  una llamada previa, sin consultar otras fuentes, etc., nos parece demasiado ingenuo; sobre todo si se estamos buscando información relacionada con algún tipo de emergencia sanitaria. 

 

¿Cómo se publica una ficha de empresa falsa en Google Maps?

A partir de esta información, desde el  WSJ se propusieron investigar cómo estos negocios falsos o engañosos pueden aparecer en Google Maps. Además quisieron saber quién consigue no solo publicarlos, sino posicionarlos en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda. Incluso cuando no están ubicados en zonas geográficas cercanas a donde está el usuario que realiza la búsqueda. 

De esta manera llegaron a contactar con una página web que vende directamente los servicios de posicionamiento de fichas falsas en Google Maps. Curiosamente nosotros hemos intentado encontrar la empresa mencionada en la investigación del WSJ, pero no hemos dado con ella. Es posible que se diera un nombre falso por rigor periodístico, o que Google haya bloqueado a dicho sitio tras conocer su existencia. 

De acuerdo a la investigación de Katherine, esta empresa dispone de equipos de creación de fichas y posicionamiento en búsquedas de Google dispersos por el mundo. En países de África, Asia e incluso en Rusia, además de en EEUU. La empresa genera fichas de negocio con la “apariencia” de negocios reales, para que puedan incluso pasar los filtros de seguridad y verificación de Google My Business.  

 

No se incumplen leyes, se juega con los límites de Google

Un problema real generado por este tipo de actividades es una posible competencia desleal entre empresas. Por culpa  de estas fichas de empresa posicionadas, otros negocios locales pueden verse afectados negativamente, perdiendo la posibilidad de ser contactados a través de las búsquedas de Google.

Aquí llegamos a un punto clave en la investigación realizada por el WSJ que ya  hemos mencionado anteriormente: estas actividades no están realmente violando ninguna ley, sino que están simplemente saltándose las políticas de contenido de Google.

Obviamente, Google puede penalizarlos, suspender las fichas y eliminar estos perfiles de Google Maps. Pero esa será toda la trascendencia que tendrán este tipo de actividades y empresas. 

 

Las reglas del juego de Google son las mismas para todos

Tenemos que entender aquí que Google ofrece las mismas  herramientas y posibilidades a todos. Lo que ha ocurrido en casos como estos es que algunos usuarios o empresas van al límite de las posibilidades que Google les ofrece. Eso sí, hasta que sean cazados, como ocurrió con la ola de suspensiones de fichas de Google Maps mencionada al principio de esta entrada y en nuestro blog. 

 

¿Qué hace Google para combatir el SPAM y los negocios falsos?

El siguiente paso lógico tras haber recopilado esta información, era contactar con Google y pedir su opinión al respecto. ¿Cuál fue su respuesta?

Que Google trabaja día a día para combatir a estos estafadores. Se intentan revisar las fuentes de información de las empresas publicadas, aunque no siempre se consigue. Y que hay otras acciones llevadas a cabo por parte de esta multinacional que no pueden ser discutidas en público. 

 

La reputación digital de Google, en peligro

De acuerdo con Rob Copeland, Google se beneficia de este tipo de actividades ya que cuanto más plagado esté el panorama de una actividad comercial, o categoría de negocio, de perfiles falsos o engañosos, más grande será la necesidad de las empresas de contratar anuncios de pago a través de la plataforma Google Ads.  Así podrán estar en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda, eso sí: pagando. 

En este sentido, a Google no le conviene que estas actividades cesen, ya que le proporcionan pingües beneficios que, con toda seguridad, no están dispuestos a perder. ¿Por qué pararlo cuando es una buena manera de obtener mayores ganancias? Los usuarios, al final, seguiremos utilizando el buscador de Google, el mapa de Google, el navegador de Google, etc. Ya que siguen siendo algunas de las mejores, si no las mejores, herramientas disponibles actualmente y que, de momento, todavía son gratuitas. 

 

Google reacciona, a su manera

Otro dato curioso, es que tras recibir la información recopilada en la investigación de Rob, Google tomó cartas en el asunto y eliminó de Google Maps muchos de los perfiles falsos. No solo los encontrados en las búsquedas de Mountain View, sino en todo el mundo. Cerca de tres millones de perfiles fueron suspendidos y eliminados.

Google, además, lanzó un comunicado oficial informando de estas acciones llevadas a cabo. Demostrando así que, ante este tipo de situaciones, son más reactivos que proactivos ya que, efectivamente, pueden permitirse serlo.

 

Desde luego, la reputación de Google como empresa de confianza puede verse dañada pero, ¿hasta el punto de que peligre su posición de privilegio como motor de búsqueda y directorio de empresas en internet? Lo dudamos bastante.  

 

El escándalo de las empresas falsas publicadas en Google Maps
4.3 (86.67%) 6 votos