Reputación en Google My Business

No cabe duda que cualquier empresa debe cuidar su reputación online. Con una voraz competencia, el consumidor es cada vez más exigente, tiene diversas empresas para elegir tan solo a un golpe de clic y estar entre los primeros resultados de Google ya no es suficiente. En este sentido, una buena reputación puede ser el factor diferencial que haga al cliente decantarse por nuestra empresa.

¿Por qué es tan importante la reputación en Google My Business?

Google My Business se está convirtiendo en la homepage de los negocios. Muchos usuarios se quedan en los resultados del buscador de Google y cada vez hacen menos clic en los resultados (el famoso «Zero-Click»). Y normalmente cuando buscamos una empresa local en Google, veremos su ficha de Google My Business, ya sea en forma de «pack local» o en forma de «Panel de conocimiento». Si esa ficha arroja al cliente potencial una puntuación baja o muestra un buen número de críticas negativas, da igual que el negocio esté en las primeras posiciones, probablamente sea descartado.

Está en nuestras manos cuidar de esa reputación. No hablamos de comentarios negativos aislados, o de comentarios destructivos, hablamos de la reputación de la ficha de Google My Business en general. Cuidar la imagen de un negocio en Google My Business debería ser un punto principal para cualquier negocio, pequeño, mediano o de gran tamaño.

En cuanto a las reseñas de Google My Business, siempre es un tema controvertido, aunque esto pasa con las reseñas en general en cualquier portal vertical. Sin entrar en juicios de valores, las reseñas pueden ser un detector de problemas de nuestro negocio que pueden pasar desapercibidos por nosotros. Si 10 usuarios distintos se quejan de la lentitud del servicio, del trato o de la limpieza del negocio, quizás deberíamos revisar esos puntos. Por supuesto, analizando antes la veracidad de los comentarios.

¿Cómo podemos cuidar de nuestra reputación en Google My Business?

Existen muchas formas de cuidar la reputación de una ficha de Google My Business, y las acciones depende de nuestro nivel de exigencia o del nivel que marque el mercado. Para un negocio pequeño, probablemente no necesitemos un elaborado plan de «ORM», no obstante, existen unos puntos básicos a cumplir.

  • Tener nuestra ficha verificada.
  • Completar todos los datos de nuestro negocio en Google My Business.
  • Ofrecer a los clientes formas de comunicarse con nosotros a través de la ficha (Teléfono, mensajes, preguntas, etc)
  • Entrar asiduamente en Google My Business.
  • Controlar y contestar las reseñas de los usuarios.
  • Subir fotografías apropiadas de nuestro negocio, personal, etc.
  • Controlar y responder las preguntas de los usuarios.

Esos puntos deberían estar cumplidos por cualquier negocio con presencia en Google My Business. Como vemos no son tareas difíciles de conseguir. Por supuesto, si queremos dar un paso más y diferenciarnos de la competencia, podemos contar con profesionales de la reputación digital, que sin duda harán que nuestros negocios den un salto cualitativo.

Reputación en Google My Business
5 (100%) 1 voto