Ficha suspendida en Google My Business

Google My Business también cuenta con penalizaciones hacia los negocios de su plataforma. Una de las penalizaciones más temidas es la suspensión de un negocio en Google My Business. Una ficha suspendida supondrá que el dueño del negocio no podrá manejar la información de su empresa o incluso que ésta, desaparezca de Google Maps. Hoy os explicamos un poco más sobre este tipo de penalizaciones.

¿Qué es una suspensión en Google My Business?

La suspensión de una ficha en Google My Business es básicamente una penalización por una violación de las políticas de Google. Sabremos cuando nos han penalizado porque al entrar en nuestra cuenta de Google My Business y vayamos a nuestro negocio, veremos una alerta de color rojo que nos avisa de la temida suspensión.

Google no nos dirá las razones exactas por las que nuestra ficha ha sido suspendida, pero nos anima a corregir aquello que hayamos hecho en contra de sus políticas. Esto quiere decir que si no tenemos claro lo que hemos hecho mal, debemos ir a las políticas y directrices de Google para ver en qué punto las hemos quebrantado. En las penalizaciones webs, pasa algo parecido, pero en esas ocasiones, Google ni siquiera avisa de que han aplicado una penalización (aunque probablemente lo notemos).

¿Por qué se ha suspendido mi negocio en Google My Business?

Cuando entramos en nuestra cuenta de Google My Business y vemos que nuestro negocio ha sido suspendido, lo primero que nos preguntamos son las razones o la razón por la que esto ha ocurrido. Pues bien, al contrario de lo que pueda parecer, las suspensiones son comunes, y no siempre vienen por acciones que nosotros hemos hecho. Las razones más comunes por las que una ficha se puede suspender son las siguientes.

  • La ficha tiene contenido no apropiado. Ya sean fotografías explícitas o publicaciones engañosas, una ficha puede ser suspendida por contener información que no es apropiada para todos los públicos.
  • El negocio en sí no existe. Este tipo de suspensión es común para aquellos que intentan realizar acciones de Spam. Si el negocio no existe, lógicamente será suspendido tarde o temprano. También se aplica a los negocios que son puramente online, como los e-commerce, los cuales no pueden tener una ficha en Google My Business.
  • Keywords en el nombre de tu ficha. Google quiere que el nombre de tu ficha sea exactamente como en la realidad. Si pones palabras clave en el nombre de tu ficha, probablemente apliquen una suspensión en algún momento.
  • Google no está seguro de que exista tu empresa. A veces, Google necesita verificar que un negocio se encuentra en el lugar que la empresa indica. No basta con que hayas verificado tu ubicación a través con el PIN que Google te envía. Si Google tiene dudas, puede suspender tu negocio para que aportes pruebas de su existencia.
  • Competencia desleal y conflicto de intereses. Si te has dedicado a escribir reseñas negativas o a reportar a tu competencia, Google puede haber suspendido tu ficha y quizás tus cuentas. Da igual si has creado diferentes emails y con diferentes dispositvos, Google enlazará todas tus cuentas tarde o temprano y aplicará una suspensión (muy merecida).
  • Tener más de 1 ficha en la misma ubicación. Aunque tu negocio ofrece servicios diferentes, solo puedes verificar 1 sola ficha en esa ubicación. Si tienes más de una ficha, Google lo considerará Spam y suspenderá todas las localizaciones.
  • Has hecho cambios bruscos en tu ficha. Si has cambiado la categoría a una totalmente diferente, tu ficha probablemente se suspenderá de forma automática. Las fichas de Google My Business son sensibles a este tipo de cambios y los considera cambios extraños. Deberás demostrar las razones de esos cambios.
  • Has configurado tu negocio de forma errónea. Si eres un autónomo que se desplaza a la ubicación de sus clientes y no das servicio en una localización física, debes configurar tu cuenta como área de servicio. Si no lo has hecho, tu ficha se suspenderá tarde o temprano.

¿Qué ocurre cuando una ficha se suspende?

Esto depende el tipo de penalización que Google haya aplicado. Lo dos escenarios más comunes son los siguientes.

  • Suspensión e imposibilidad de acceso. No podrás acceder a los datos de tu negocio en Google My Business y tampoco cambiar su información. Aún así, tu empresa se sigue mostrando en la búsqueda Google y Google Maps, pero sin las fotografías ni publicaciones que habías realizado.
  • Suspensión y eliminación. En este caso, además de no poder acceder a tu ficha, tu negocio desaparecerá de Google Maps y de la búsqueda de Google.
  • Suspensión de cuenta. A diferencia de la suspensión de la ficha, la suspensión de cuenta supondrá la eliminación de todas las fichas de Google My Business asociadas a ese correo electrónico. Es posible que las cuentas (correos electrónicos) vinculadas a la cuenta suspendida, también se vean afectadas.

Recientemente Google ha publicado que durante este último año, ha suspendido más de 3 millones de fichas de Google My Business. Todas ellas incumplían alguna de sus políticas. Cabe recordar que Google dispone de varios equipos dedicados a analizar los negocios que se encuentran en Google Maps y verificar tanto su autenticidad como la veracidad de sus datos.

Hay más razones por las que una ficha se puede suspender, algunas de ellas son muy técnicas, pero hemos nombrado las más comunes. También cabe recordar que hay diferentes tipos y niveles de suspensiones, y cada uno de ellos tiene una solución diferente. Abordar este tema nos llevaría mucho más tiempo. En próximas publicaciones profundizaremos más en estos puntos.

 

Ficha suspendida en Google My Business
5 (100%) 3 votos