El algoritmo de Google: ¿se desvelará su secreto mejor guardado?

 

Todos hemos oído muchas veces la frase “el algoritmo de Google es como la receta de la Coca-Cola: nadie sabe a ciencia cierta de qué está hecho o cómo funciona”. Su secreto mejor guardado, en otras palabras. 

Pero ¿y si os dijera que es posible que Google se vea obligado a desvelar aspectos clave del funcionamiento de sus algoritmos de búsqueda? ¿Interesante, verdad?

Y como no podía ser de otra manera, el único motivo por el que esto podría pasar es por una orden judicial. Y es que uno de los numerosos líos en los que el gigante de Mountain View se ha visto envuelto, es este en Reino Unido.

 

El Monopolio crea Multiproblemas

Como podemos leer en el artículo de arriba, a Google se le han planteado dos opciones: O bien, por un lado, permite a un experto de SEO leer datos internos sobre el funcionamiento de su algoritmo, o bien deberá presentar información ante el juzgado para que sea evaluada.  Esto, por cierto, ocurre en el Reino Unido. 

La compleja situación viene de lejos. Todo empezó por el sitio web Foundem, una herramienta online de comparación de precios de diferentes productos. Según ellos, Google los ha penalizado deliberadamente para que no aparezcan en las primeras posiciones de búsquedas, quitándoles el protagonismo que, en teoría, habían ganado como uno de los mejores comparadores de precios en el mercado británico.

Obviamente, los abogados de Google niegan que esto haya ocurrido así. Pero desde Foundem les acusan de aprovecharse su posición de privilegio y monopolio en lo que a búsquedas por internet se refiere. 

La opción de que un experto de SEO pueda tener acceso a la información de los algoritmos de búsqueda de Google es muy delicada. Desde Moutain View no lo consideran neutral (el propuesto por Foundem es un tal Klöckner que se dedica precisamente al merketing digital). Si un experto que se dedica al SEO tiene acceso a esta información, estará en una clara ventaja frente a sus competidores; por lo que, en palabras de los analistas de Google, no sería justo para los demás. 

Como ya comentamos, esta situación viene de lejos y es algo que se ha tratado exhaustivamente en la prensa anglosajona. Para quien quiera más información y consultar detalles sobre todo este caso, les recomendamos echar un vistazo a este artículo del New York Times

 

Otra gran derrota para Google ante la justicia europea

Y este, por cierto, no es un caso aislado. Las denuncias contra Google por su monopolización del mercado de la publicidad por click, las búsquedas web y otros campos del marketing digital son muchas. También lo son las multas millonarias que Google ha tenido que pagar en diferentes países, principalmente de la UE, por violar las políticas de competencia leal. 

Nosotros ya hablamos en su día de la polémica desatada por los miles perfiles de empresa falsos publicados en Google Maps. Solo un ejemplo más de la polémica que rodea al gigante tecnológico.

Una de las denuncias más recientes y que falló en contra de Google es esta de Francia. Está relacionada con la sección de noticias del buscador, donde se pueden consultar diferentes medios de comunicación, en su versión digital. 

Al parecer, el modus operandi de Google es que solicita a los diferentes medios que cedan su contenido de forma gratuita para que pueda ser mostrado en los resultados de búsqueda. De no recibir este permiso, esos medios de comunicación no tendrían la posibilidad de ser vistos. 

 

Obligado a pagar por los derechos de autor

La mayoría de estos medios ha cedido sus derechos para que Google pudiera mostrarlos, pero sin recibir nada a cambio. Lo que, en opinión de quienes investigaron el caso, es una forma de aprovecharse (otra vez) de su posición privilegiada y utilizar contenido protegido por derechos de autor, de forma libre y sin pagar por ellos. Obteniendo, claro está, beneficios para sí mismos como motor de búsqueda principal (a través de la publicidad). Por lo que se le exige a Google pagar por los derechos de todos estos medios de comunicación y revisar su política de resultados de búsqueda de noticias. 

Tras conocer esta decisión, Google informó de que aceptaría la decisión y se pondría a trabajar mano a mano con los medios de comunicación para mejorar su relación. 

Lo interesante de todo esto es que se puede marcar un precedente para que, a partir de ahora, Google tenga que pagar a los medios cuyo contenido comparte en los resultados de búsqueda, incluyendo artículos, imágenes, noticias, etc. 

Mientras tanto, todo apunta a que la sección de Noticias de los resultados de búsqueda desaparecerá (¿de forma temporal?) en Francia. Y quién sabe si ocurrirá algo similar en el resto del mundo.

 

Dejadnos en los comentarios vuestra opinión sobre estas y otras denuncias que ha habido contra Google ¿Creéis que se aprovechan de su posición de privilegio? ¿Deberían regularse de forma más dura las leyes de la publicidad digital para evitar los monopolios? ¿Se seguirá saliendo Google con la suya, pagando multas millonarias que apenas se notan en sus ingresos multimillonarios?